Puigdemont presiona a Sánchez para que le invite a la mesa de diálogo y viajar a España sin ser detenido

El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, está presionando a La Moncloa para hacer realidad otra ‘jugada maestra’ de su equipo de abogados. El eurodiputado de JxCAT quiere que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le invite formalmente a la mesa de diálogo, como hará con el resto de actores, para así poder viajar a España a la cita sin poder ser detenido.

El líder de JxCAT cree que debe asistir al encuentro como representante de la formación separatista más importante. El objetivo de garantizar su presencia en la reunión persigue dos cosas: por un lado hacer valer su voz y no dejarlo todo en manos de Quim Torra; por el otro, y más importante, tener una invitación de Sánchez que, en caso de aceptar, ponga en una tesitura difícil a los tribunales sobre si proceder o no a su detención.

El movimiento de Puigdemont y su equipo no es nuevo. Como ya avanzó este periódico hace unas semanas, JxCAT mantiene conversaciones con la Presidencia del Gobierno para que les garanticen que en caso de pisar territorio nacional el político separatista no será detenido. Presiones que, según ambos interlocutores, a día de hoy aún no han dado ningún fruto.

El partido heredero de Convergencia quiere hacer ver a La Moncloa que cualquier solución al conflicto catalán deberá pasar por Carles Puigdemont. Así se lo trasladará también Quim Torra en la reunión que mantendrá en los próximos días con Pedro Sánchez.

Viaje a Perpiñán

Puigdemont pretendía usar su inmunidad para viajar a España este jueves junto a un grupo de euro diputados que visitarán a los presos del procés. Sus abogados le han recomendado no hacerlo al no tener garantías todavía de que no va a ser detenido. De momento, lo más cerca que estará de España en breve será a mediados de febrero, cuando participará en un gran acto en Perpiñán, a menos de una hora de la frontera.

Únete a otros 18.559 suscriptores