Benidorm instala una red de sensores para monitorizar la calidad del aire en la ciudad

Los equipos permiten tener datos geolocalizados en tiempo real e históricos de varios parámetros como el nivel de ozono, SO2 o NO2

Benidorm cuenta desde la pasada semana con una red de sensores para monitorizar la calidad del aire que se respira en la ciudad. La instalación de estos sensores se ha gestionado a través de la Fundación Visit Benidorm y ha corrido a cargo de la empresa Wiongo, encargada del desarrollo de la red wifi de las playas.

El alcalde, Toni Pérez, ha explicado que “estas estaciones de medición se han ubicado en los mástiles en los que se localizan los dispositivos que suministran la tecnología wifi a las playas”, y que el servicio incluye la instalación, configuración, gestión y mantenimiento de las mismas.

Contar con estos equipos permite obtener datos geolocalizados en tiempo real y cuadros históricos de varios parámetros como las partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM 2,5), el nivel de ozono (O3), el de monóxido de carbono (CO) o el Índice de Calidad del Aire (AQI). Este último incluye índices como la cantidad de dióxido de azufre (SO2) en el aire, la de dióxido de nitrógeno (NO2), la de benceno o la de plomo, entre otros y permite conocer el grado de pureza o contaminación atmosférica y los efectos para la salud humana asociados con dicha contaminación.

El alcalde ha destacado que esta nueva red de sensores “nos permitirá conocer la calidad del aire de Benidorm en cada momento y nos ayudará a tomar decisiones cuando corresponda”. Pérez ha recalcado que esta actuación se enmarca en las medidas de “sostenibilidad y cuidado del medio ambiente en nuestra lucha contra el cambio climático”.
En ese sentido, Benidorm es una de las pocas ciudades de España cuyos niveles se encuentran por debajo de los límites recomendados por la OMS en cuanto a la presencia de NO2.

Así, según los datos recogidos por la estación de medición de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Benidorm ha registrado una media de 6,21 microgramos de NO2/m3 durante los siete primeros meses del año, un índice muy inferior a los 10 microgramos que establece la OMS.

En ninguno de los meses de enero a julio se registró una media superior a los parámetros recomendados por la OMS. En enero el índice fue de 6,87 microgramos/m3, en febrero de 6,92, en marzo de 5,22, en abril de 5,13, en mayo de 5,64, en junio de 5,66 y en julio de 8,03. “Este equipo de gobierno se toma muy en serio estas cuestiones y los datos confirman que estamos en el camino correcto” ha manifestado Toni Pérez, que también ha recordado que hay “varios estudios que relacionan de forma clara el incremento de ingresos hospitalarios con la mala calidad del aire”.

Ayúdanos a crecer, comparte ¡Muchas gracias!
  • 26
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    26
    Shares
  •  
    26
    Shares
  • 26
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario