Decenas de civiles asesinados durante su evacuación en la estación de Kramatorsk (Donetsk)

Al menos 30 personas han sido asesinadas y más de 100 han resultado heridas en un ataque con cohetes rusos en la estación de Kramatorsk, en la región de Donetsk. Los civiles estaban tratando de huir a zonas más seguras después de que el Gobierno ucraniano advirtiera de que Rusia iba a agravar su ofensiva contra la zona este.

Según ha informado la compañía ferroviaria estatal, dos cohetes rusos han impactado contra la estación de la ciudad, que se utiliza para la evacuación de civiles de las áreas bombardeadas.

Por su parte, Pavlo Kyrylenko, el gobernador de la región de Donetsk, ha apuntado que miles de personas estaban en la estación en el momento en que en el que han lanzado el ataque. «Los ‘Rashists’ (‘fascistas rusos’) sabían muy bien hacia dónde apuntaban y lo que querían: querían sembrar el pánico y el miedo, querían llevarse a la mayor cantidad de civiles posible», ha apuntado al respecto.

 

En las imágenes que acompañan a estas líneas se muestra una escena aterradora: los cuerpos de varias personas yacen en el suelo junto a las maletas con las que pretendían huir de la invasión rusa.

Como ha ocurrido en ataques anteriores, milicias prorrusas han acusado a Kiev de perpetrar el ataque contra la estación de Kramatorsk durante la evacuación de los civiles. «El Ejército ucraniano ha atacado con cohetes Kramatorsk», ha señalado la oficina de defensa territorial de las milicias.

Según los separatistas prorrusos, el ataque se ha llevado a cabo con misiles tácticos Tochka-U. En este sentido, fuentes progubernamentales rusas han asegurado que el ejército ruso no tiene a su disposición misiles de este tipo.

Ucrania había advertido de una nueva ofensiva en el este del país
Esta misma mañana, el último parte de guerra emitido por el Alto Estado Mayor del Ejército ucraniano aseguraba que el Kremlin se estaba preparando para una nueva ofensiva, mientras se centraba en el asedio a la ciudad costera de Mariúpol, en el mar de Azov. «Los principales esfuerzos de los invasores rusos continúan centrándose en la captura de Mariúpol, la ofensiva en el área de la ciudad de Izyum (situada en el río Donets, en la región de Jarkov) y hacia la zona de Donestk», en el este de Ucrania, apunta este comunicado.

Además, han asegurado que en las últimas horas se han repelido «siete ataques enemigos en el territorio de las provincias de Donetsk y Lugansk». Según el alto mando militar de Ucrania, se han destruido cuatro tanques, dos sistemas de artillería, diez unidades blindadas y once vehículos rusos.

Por su parte, las tropas rusas continúan bloqueando la ciudad de Jarkov y sembrando campos de minas para impedir, dice, «el avance de las tropas ucranianas». En la ciudad de Izyum, según autoridad militar de Ucrania, los representantes de la llamada «República Popular de Donetsk (autoproclamada y reconocida por Rusia) están desempeñando las funciones de «policía» local y realizan «controles ilegales de documentos, registros de personas y establecimientos de la población».

Según el Gobierno ucraniano, las unidades rusas están concentrando sus esfuerzos en tomar el control de los asentamientos de Popasna y Rubizhne y establecerlo también sobre la ciudad de Mariúpol.

El presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, ha advertido esta madrugada de que las topas rusas eran ahora más activas en el Donbás, al este del país, y que están reforzándose para una ofensiva. En este sentido, el Instituto para el Estudio de la Guerra (EEUU) señala «las Fuerzas Armadas de Ucrania continúan haciendo todo lo posible para repeler la ofensiva de las tropas rusas en Donbás», que «se están volviendo más activas y están siendo reforzadas desde Rusia».

Según este instituto, controlar la ciudad de Izyum y el eje con Sloviansk es fundamental para la futura ofensiva rusa porque, de lo contrario, «es poco probable que las fuerzas rusas capturen con éxito los oblast (regiones) de Donetsk y Lugansk».

 

EEUU cree que Rusia controlara Mariúpol «en pocos días»
El último análisis del instituto estadounidense apunta que «las fuerzas rusas afirmaron haber capturado el centro de Mariúpol el 7 de abril», pero que los ucranianos conservan «posiciones en el suroeste de la ciudad». Sin embargo, asegura que no se ha tenido constancia de combates en el centro de la ciudad desde el 2 de abril.

Estados Unidos sí considera que «es probable que las fuerzas rusas completen la captura de Mariúpol en los próximos días».

Por su parte, Oleksiy Arestovych, asesor del jefe de la Oficina del Presidente, advirtió de que Rusia había reanudado la ofensiva en Mariúpol, pero que las tropas ucranianas trataban de resistir.

Las declaraciones de Arestovych se produjeron después de que el portavoz de las milicias de la autoproclamada república popular de Donetsk, Eduard Basurin, dijera que los principales combates en el centro de Mariúpol han terminado y que «poco a poco» estaban expulsando a los ucranianos a la zona industrial de Azovstal.

Ayúdanos a crecer, comparte ¡Muchas gracias!

Deja un comentario