El Ayto de Benidorm cierra sus puertas tras detectarse un caso de COVID-19

Por prevención, el alcalde decreta el aislamiento domiciliario del personal que trabaja en el edificio

Desde hoy y hasta nuevo aviso, el edificio central del Ayuntamiento de Benidorm cierra sus puertas y suspende su actividad tras haber confirmado Salud Pública a las 14.30 horas de este lunes un caso de COVID-19 en un empleado municipal. Tras conocerse este caso, el alcalde, Toni Pérez, ha decretado “proceder al cierre y suspensión de toda la actividad municipal en la sede central del ayuntamiento”, y que “todos los/as empleados/as municipales, así como cualquier personal que desempeñe sus funciones de trabajo habitualmente en estas instalaciones se sometan “a las medidas de autoprotección y aislamiento domiciliario por caso leve a partir de este momento”.

El alcalde ha explicado que “en este tipo de casos los protocolos del Ministerio de Sanidad y la Generalitat Valenciana establecen como medida a seguir el autocontrol de síntomas dentro de la normalidad laboral”. Sin embargo, “por prudencia y ahondando en la línea preventiva que ha seguido esta Administración en la gestión del Coronavirus desde el primer momento, hemos decidido que el personal municipal y de las concesionarias que trabajan a diario en la sede central suspenda su actividad y permanezca en sus casas”.

En este sentido, y tal como recoge el decreto, estos protocolos “no exigen mayores medidas respecto de los contactos laborales, considerados esporádicos, que el autocontrol de aparición de síntomas dentro de la normalidad laboral”.

Durante el tiempo que el edificio central del Ayuntamiento esté cerrado y sin actividad, podrá acceder a la carta de servicios municipales a través de la Sede Electrónica  (sede.benidorm.org) y, en su caso, a través de las Extensiones Administrativas Municipales. 

Share this: