El Ayuntamiento y la Generalitat inician la firma del convenio de tanteo y retracto para la adquisición de vivienda social

El Ayuntamiento aprobaba en el pasado Pleno el inicio de la tramitación del convenio administrativo con la Generalitat para la cesión de derechos de tanteo y retracto. A efectos prácticos va a suponer la posición preferente a la hora de adquirir transmisiones de viviendas de protección o de viviendas privadas singulares, es decir, las relacionadas con impago de hipotecas, dación en pago y viviendas transmitidas de bancos a inversores en grandes operaciones inmobiliarias. Como ha explicado el edil de Urbanismo, Jose Orozco.

“Los problemas estructurales de acceso a la vivienda y la necesidad de asegurar su función social se han visto sumamente agraviados con la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, el impacto económico y social está agudizando tanto cualitativamente como cuantitativamente las situaciones de vulnerabilidad, así como los riesgos de cronificación y aumento de la pobreza en el futuro, con especial afectación a jóvenes y familias monoparentales”, ha declarado el concejal.

En palabras del responsable municipal de Urbanismo, “el Convenio de colaboración que se propone persigue la ampliación del parque público de viviendas a disposición de la ciudadanía, con una mayor proximidad en los servicios que se prestan en materia de vivienda.” Y añadía “a día de hoy y desde el pasado junio, cuando se publicó el decreto ley 6/2020, se han comunicado 46 transmisiones de vivienda de nuestro municipio a la Conselleria.”

“La Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática trata de extender las posibilidades del decreto de derecho de tanteo y retracto para la adquisición de vivienda social con la implicación de los ayuntamientos para que podamos ampliar nuestro parque municipal de vivienda”. Ha indicado Orozco, quien ha informado que con la implicación de los municipios se consigue, además, un doble objetivo adicional. Primero, permitir que los Ayuntamientos opten por la adquisición de pequeños lotes de viviendas, que escapen de les prioridades de la Generalitat, centrada en grandes transmisiones. Y segundo, que los Ayuntamientos actúen como agentes rastreadores, de manera que, por su mayor vinculación con el territorio, puedan informar a la misma Generalitat sobre la existencia de determinadas oportunidades de adquisición, en el caso que no puedan asumir compras con fondos propios”.

Así mismo, “la adquisición de viviendas por parte del Ayuntamiento de Altea posibilita que se gestionen tanto las cuestiones relativas a la habitabilidad como las licencias asociadas a la misma, así como la adjudicación de manera más directa y cercana de viviendas a personas que vivan en el municipio”; ha suscrito Jose Orozco, quien ha apuntado que la firma de este convenio es el primer paso para poder optar a las subvenciones que ofrezca la Conselleria para que el Ayuntamiento de Altea pueda comprar vivienda social”.

“De momento, los ayuntamientos que nos adherimos como agentes ejecutores de este derecho de tanteo y retracto tendremos que asumir las posibles operaciones de compra a través de nuestros propios recursos. Sin embargo, desde la Conselleria están trabajando en la inclusión de una partida específica en los presupuestos autonómicos de 2021 con la que se puedan canalizar fondos para cofinanciar la realización de estas adquisiciones” concluía el edil.

Ayúdanos a crecer, comparte ¡Muchas gracias!
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    12
    Shares
  •  
    12
    Shares
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario