El mosso de Tráfico que se quedaba las multas de los conductores: 1.500€ al bolsillo

El próximo 16 de noviembre arrancará el juicio contra un agente de los Mossos d’Esquadra de la Unidad de Tráfico del sector de Mataró, en Barcelona, por haberse quedado, presuntamente, 1.500 euros en multas que él mismo había puesto a infractores extranjeros.

Los conductores pagaban en metálico la sanción -que es lo que tienen que hacer los extranjeros cuando son multados en territorio español, para evitar la inmovilización del vehículo- y él, según una investigación hecha por la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos, no notificaba las multas y se quedaba el dinero.

Se quedó más de 1.500 euros en multas
Los hechos pasaron, presuntamente, entre 2011 y 2013, pero ahora llegan a juicio. El agente David F.D. se enfrenta a una condena que podría enviarlo cuatro años y seis meses a la càrcel, a una multa de 6.000 euros, una inhabilitación de dos años y tres meses para ser policía y a devolver el dinero que se quedó. Lo acusan de malversación de fondos públicos y falsificación.

Según las investigaciones que hicieron sus compañeros Mossos d’Esquadra y que la Fiscalía considera probadas, la agente de los Mossos de esta unidad de Tráfico del Maresme se quedó a uno toda de 1.501 euros de sanciones que impuso a conductores extranjeros y que estos pagaron en efectivo.

Mossos Transido
Imagen actual de un agente de los Mossos d’Esquadra de Tráfico / ACN

La mayoría de estas sanciones las impuso en la autopista AP-7, al paso por la zona donde él trabajaba. En uno de los casos que se investigan y que ahora se llevan a juicio, el agente denunció el conductor de un camión que se había saltado la limitación de velocidad. Cobró 250 euros en efectivo, pero el agente no dio curso legal a la denuncia y se quedó el dinero.

Retiraba dinero del bunker de la comisaría
El policía de Tráfico de los Mossos también retiró dinero del bunker de la comisaría de Mataró -lugar donde se guardan las pruebas y el dinero en efectivo recogido- sin ninguna justificación. En total, aseguran a los investigadores, se apoderó de 1.501 euros que no eran suyos.

En uno de los casos, según consta al sumario, el agente cobró el 50% de una sanción por exceso de velocidad y después no ingresó el dinero en la comisaría. Igualmente, redactó una denuncia contra el conductor, con el fin de justificar que no había cobrado el dinero en efectivo.

El juicio arrancará este 16 de noviembre a la Audiencia de Barcelona. Durante la vista, el tribunal escuchará la versión del acusado y también de los agentes de los Mossos que compartían unidad y pelotón con el acusado y también los efectivos de la DAI que investigaron los hechos.

Si te ha parecido interesante, ¡compárte con tus amistades!
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Shares
  •  
    14
    Shares
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario