Este es el mail que la Guardia Civil recibió para controlar los “bulos” que crean “desafección al Gobierno”

No fue ningún lapsus. Las palabras del general José Manuel Santiago, jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, admitiendo que trabajan para «minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno” responden a un mail que fue remitido a todas las comandancias de la Benemérita.

Se trata de un mensaje enviado entre los días 15 y 16 de abril y en el que, efectivamente, se solicita a los responsables de la Guardia Civil la “identificación, estudio y seguimiento de […] campañas de desinformación», así como «bulos y fake news susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno”.

El general Santiago es el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil. Y, efectivamente, de nuevo la captación de información viene requerida desde el “Estado Mayor”.

El mensaje a las comandancias advierte de que se tiene prevista “la elaboración de un informe monográfico sobre las actuaciones de ciberseguridad de la Guardia Civil vinculadas al Covid-19 […] con la finalidad de ser tratado en próximas reuniones con el titular del departamento ministerial”.

Y, de nuevo, quien salió al paso del general Santiago tras lanzar sus polémicas palabras, fue el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La instrucción fue preparada y remitida a las comandancias el pasado 15 de abril. Y fue reproducida hasta el día 16 de ese mismo mes. Es decir, que en el momento en el que el general José Manuel Santiago afirmó que tenían el encargo de luchar contra los bulos, para “minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno”, ya se había dado la orden al Cuerpo de la Guardia Civil.

El correo fue remitido a todas las comandancias de la Guardia Civil, según confirman fuentes internas del Cuerpo. Y la polémica orden figura intercalada entre diversas exigencias rutinarias de información sobre denuncias por estafas informáticas, robos de información, sustracción de secretos de empresa u otro tipo de “delitos informáticos vinculados con el escenario de la Covid-19”.

El mail remitido a mandos de los guardias civiles de las distintas zonas de España ha terminado de disparar el malestar en el Cuerpo. Agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil han estallado ya contra el escándalo que ha rodeado a las palabras del Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, y aseguran que sus polémicas declaraciones sobre la ‘caza’ de bulos para «minimizar las críticas al Gobierno» han dejado al Instituto Armado desacreditado.

De hecho, las explicaciones del general Santiago este lunes sobre sus afirmaciones del pasado domingo no han calmado internamente los ánimos. Los agentes le reprochan no haber pedido disculpas ni «rectificar las acusaciones» vertidas sobre la Benemérita. Las últimas palabras del general, escudándose “en su hoja de servicio como si nosotros no hubiésemos luchado contra ETA”, han terminado de disparar la polvareda interna.

El Jefe del Estado Mayor aseguró en su discurso del lunes -sin rectificación alguna de sus palabras del domingo- que en su trabajo «no hay ideologías». Y que «en mis 40 años de profesión, en mis tiempos de lucha contra ETA, de la Academia, en las misiones de El Salvador, Bosnia, Libia… hay una cosa que he aprendido: lo primero son las personas. No hay ideologías. Todos somos un equipo». Unas palabras que fueron respaldadas por los aplausos del resto de intervinientes en la rueda de prensa que encabeza Fernando Simón.

Share this:

Deja un comentario