L’Alfàs amplía su programa de mediación educativa al alumnado de Infantil 5 años

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi amplía su programa de mediación escolar para llegar al alumnado de Infantil 5 años, una iniciativa que ha comenzado por el CEIP Santísimo Cristo del Buen Acierto y que se marca como principal objetivo entrenar a los más pequeños en habilidades relacionadas con la gestión de las emociones, la comunicación y los conflictos, para que puedan llegar a solucionarlos por sí mismos.

Así lo ha destacado la concejala de Cooperación y Voluntariado, Isabel Muñoz, responsable del proyecto de mediación educativa que desde hace diez años desarrolla el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con los centros educativos y las AMPAS, para mejorar el clima en el aula y facilitar la convivencia.

La concejala ha presentado la iniciativa junto a la directora del CEIP Santíssim Crist del Bon Encert, Miriam Beltrán, y la coordinadora del proyecto de mediación, Raquel Guerrero.

“Una vez por semana, se trabajarán, a través de cuentos, canciones y otras dinámicas, contenidos como la colaboración, el autoconocimiento, el respeto a los demás, la empatía o la comunicación positiva”, ha explicado Isabel Muñoz. Se trata de sesiones participativas en las que el alumnado de 5 años pondrá en práctica estrategias para la gestión alternativa de los conflictos favoreciendo las relaciones afectivas sanas.

La concejala ha querido agradecer a los centros educativos y a las AMPAS “su implicación y colaboración en el programa de mediación escolar”. El proyecto se inició hace una década en el IES L’Arabí y, dados los buenos resultados alcanzados, se hizo extensivo en 2015 al alumnado de 5º y 6º de Primaria de los tres colegios públicos de Primaria, iniciándose ahora su apertura a los escolares de Infantil 5 años.

Se trata, en definitiva, de un programa en el que se ha implicado toda la comunidad educativa de l’Alfas y que se enmarca en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, también conocidos como Objetivos Mundiales, adoptados por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas en 2015 como un llamado universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para 2030. En concreto, “este proyecto cumple con el Objetivo 16 sobre la promoción de sociedades pacíficas e inclusivas”, ha apostillado Muñoz.

Share this: