Las fuerzas de seguridad vigilan la salida de españoles para combatir en Ucrania

Si es varón, viaja solo o en un grupo reducido de hombres, y su destino es Cracovia, Gdansk, Varsovia, Wroclaw (en Polonia) o aeropuertos internacionales de Lituania, Hungría, Chequia y Rumanía, el nombre de ese viajero estará siendo evaluado por la inteligencia de las Fuerzas de Seguridad de Estado. Agentes de secciones de Información de todas las policías españolas, incluidas las autonómicas, están realizando labores “de control” sobre posibles salidas de combatientes voluntarios españoles hacia Ucrania, informan a este diario fuentes policiales.

A nadie se le impide el viaje, pero se trata de “conocer para anticiparse y proteger”, como explica una de las fuentes consultadas. O sea, disponer en el futuro de un listado de hombres que realizaron un trayecto hacia las cercanías del país agredido por Rusia sin fecha definida de vuelta. Y esa información conviene, indica una fuente próxima a estas labores, para cuando esta guerra acabe y se produzca en España un movimiento de retorno de combatientes, gente de vuelta de una guerra, con plenos conocimientos de uso de armas y en posible contacto con grupos radicales de distinto signo.

Se trata de aplicar la experiencia recabada, también a base de errores, con el fenómeno de los “foreign fighters” yihadistas, musulmanes y musulmanas radicales que acudieron a Irak y Siria a combatir por la organización terrorista Daesh o ayudar a sus guerreros entre abril de 2013 y diciembre de 2017.

Aunque este no es el mismo caso, explica un experto policial de primera línea en la lucha contra la violencia organizada. Los “combatientes extranjeros” que salieron de Europa a apoyar al Daesh -mayoritariamente de Francia, Reino Unido y Bélgica, y de Ceuta y Andalucía en el caso español- cometían un delito de integración en organización terrorista. En el caso de la guerra de Ucrania, la ILDU (Internacional Legion of Defense of Ukraine) llamada a filas por el gobierno de Kiev no es considerada grupo terrorista en ningún país europeo.

Código Penal inaplicable
“Habría que valorar jurídicamente si un voluntario español alistado en Ucrania estaría cometiendo otro tipo de delito, el de atentar contra la neutralidad de España en conflictos internacionales”, indica el mismo experto.

Se refiere a la figura penal que impulsó en febrero de 2015 la Operación Danko de la Policía y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, por la que fueron detenidos ocho españoles que habían ido a pelear en el bando prorruso de la guerra del Donbás. El artículo 591 de Código Penal castiga con entre cuatro y 15 años de prisión a aquel funcionario o civil que “durante una guerra en que no intervenga España, ejecutare cualquier acto que comprometa la neutralidad del Estado o infringiere las disposiciones publicadas por el Gobierno para mantenerla”.

En las actuales circunstancias no parecen fácilmente enjuiciables los alistamientos en pro de Ucrania para una guerra en la que España no es beligerante, pero tampoco neutral. De hecho, los llamamientos del Gobierno ucraniano a alistarse en su Legión Internacional a través de las embajadas no están proscritos en España ni en la UE.

Propaganda de la Legión Extranjera de Ucrania Marzo 2022.

No obstante, el “control” de salidas se realiza “para adquirir inteligencia” principalmente en el ámbito aeroportuario y “por cada policía competente en cada territorio”, subraya una de las fuentes consultadas, que asegura que la información obtenida se comparte a través de “una lectura nueva” de la red europea de alertas sobre viajeros SIS (Schengen Information System).

La vigilancia es compleja. Desde Bilbao parten cuatro vuelos diarios -Lufthansa y Royal Dutch- con destino a Varsovia, pero desde Madrid y Barcelona son muchas más las combinaciones por vía aérea. Y muchas más aún las posibilidades de que combatientes españoles o extranjeros residentes en España pasen la frontera por vía terrestre y se alisten estando ya en un país limítrofe.

La información recogida -de modo parecido a las listas de violentos para partidos de alto riesgo- podrá ser utilizada en las necesidades futuras del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, CITCO, que desde 2020 dirige el general de brigada de la Guardia Civil Manuel Navarrete, quien antes de ese cargo dirigió las áreas de Contraterrorismo e Inteligencia Financiera de Europol.

Cinco perfiles
Los agentes encargados del control de la salida de combatientes trabajan sobre cinco perfiles predeterminados de sospechosos, según las fuentes consultadas: el “guerrillero amateur” -militar frustrado o frecuentador de clubes de simulación de batallas y airsoft-, el exmilitar -principalmente formado en cuerpos especiales como la Legión-, el paciente recurrente de enfermedades mentales -que puede haber reclamado su familia-, el individuo con vinculaciones personales o familiares en Ucrania y el extremista, bien de extrema derecha -candidato a alistarse en el neonazi Batallón Azov- o bien de extrema izquierda.

Expertos de la Guardia Civil estiman que son muy pocos, “unas decenas”, los españoles que hasta el momento se han dirigido hacia el país invadido. La página web oficial de la UKR Foreign Legion (Legión Extranjera de Ucrania), sostenida por el ministerio de Defensa ucraniano, refiere que la fuerza de voluntarios internacionales cuenta con combatientes del Reino Unido, Canadá, Croacia, Holanda, Israel, Dinamarca, Polonia y Letonia.

No obstante, en las redes sociales, cuentas afines al ejército ucraniano han publicitado apariciones de combatientes balcánicos, indios, mexicanos, brasileños… e incluso un español, que dice llamarse Miguel y ser de Tarragona, y al que ha entrevistado en zona de guerra la televisión vasca EITB. Vistiendo un uniforme de la Defensa Territorial, con casco y fusil de combate, Miguel dijo a Euskal Telebista: “He venido de lejos, y no tengo miedo, al menos aquí”. Sus palabras han sido viralizadas en redes sociales por el bando ucraniano

Su figura trae recuerdos de la guerra entre Kiev y facciones separatistas prorrusas que sirvió de prólogo al actual drama ucraniano. Algunos de los efectivos implicados en esta labor de inteligencia ya siguieron la pista de voluntarios catalanes, navarros y madrileños, en este caso de extrema izquierda, que acudieron en 2014 al Donbás siguiendo la llamada desde el este de Ucrania del Partido Comunista de Novorrusia para integrarse en una fuerza ajena, pero igualmente prorrusa: el Batallón 404 de Donetsk, implicado en infiltraciones y emboscadas en la retaguardia de fuerzas regulares ucranianas.

Bienvenido a la página oficial de Climática Instalaciones · Tecnivent

https://www.specsavers.es/gafas/gafas-de-diseno/vivienne-westwood?utm_source=web+banner&u

Ayúdanos a crecer, comparte ¡Muchas gracias!

Deja un comentario