Las muertes por covid vuelven al nivel de la etapa del confinamiento

“Da la sensación de que estamos en una situación de estabilización”, aseguró este martes Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). La cifra de nuevos casos de coronavirus notificados (17.395) fue una de las más bajas en las últimas semanas. Hay que retroceder hasta el miércoles 21 de octubre para encontrar una menor. Sin embargo, los fallecimientos batieron un nuevo récord. Sanidad contabilizó 411 muertes en un día. Es la cifra más alta de esta segunda ola, exceptuando la del lunes, que no es comparable porque recoge todos los fallecidos registrados durante el fin de semana. La última vez que se sumaron en un día más de 400 muertos a la estadística fue en abril, cuando el país se encontraba en confinamiento domiciliario. En los peores días, a finales de marzo y principios de abril, se rozó el millar de muertos.

La estabilización en los nuevos contagios venía observándose desde hace unos días. Según Simón “el pico de máxima transmisión de esta segunda ola se alcanzó entre los días 24 y 25 de octubre”. Desde entonces se aprecian “leves descensos, aunque debemos tener cuidado por si se deben a algún retraso en los datos”, precisó. La tendencia, en todo caso, es a la “estabilización”, algo que suena a buena noticia, pero que no debería tomarse con demasiado entusiasmo, porque la incidencia acumulada en España sigue estando por encima de los 500 casos por 100.000 habitantes (525 este martes, frente a los 529 del día anterior). Como recordó el propio Simón, se considera que la situación es de riesgo al superar los 60 casos por 100.000 habitantes, por lo que España está todavía muy lejos de mejorar. “Nosotros tenemos casi 10 veces más”, recordó, y señaló que habría que bajar del umbral de los 200 o 250 para empezar a pensar “en modificaciones importantes de las normas” sanitarias. Es decir, las restricciones van para largo.

Aragón y Navarra son las comunidades autónomas con mayor incidencia, superior a los 900 casos por 100.000 habitantes, pero muy cerca están Castilla y León (859), La Rioja (797) y el País Vasco (779). Andalucía, con 569 casos por 100.000 habitantes, está viviendo una segunda ola peor que la primera, con provincias como Granada con su principal hospital al 80% de ocupación de las camas de UCI, informa Javier Martín Arroyo. Esta comunidad superó la barrera de los 3.000 fallecidos al sumar otros 95 al recuento (según su contabilidad; la de Sanidad sumó 90 y dejó el total en 2.975). Los 90 fallecidos suponen el 22% del total de víctimas contabilizadas este martes.

La presión hospitalaria sigue siendo alta, tanto en hospitalización normal como en las unidades de cuidados intensivos, y Simón avisó de que tardará varios días en estabilizarse como lo han hecho los contagios. La media de camas ocupadas en la UCI es del 32%, pero hay ocho comunidades que están por encima del 40%, una situación complicada porque supone “la sobrecarga del personal” y es algo que habría que “evitar incrementar más de la cuenta”, según el director del CCAES. Hay comunidades, dijo, que han tenido que reducir la actividad programada en sus hospitales.

“En los próximos días puede haber una cierta reducción, pero no lo podemos asegurar; hay que ser muy cauto con la valoración”, añadió. La mejora de la hospitalización —actualmente hay 20.943 personas ingresadas, que ocupan el 17% de las camas— se apreciará antes que la de las UCI, donde las estancias son más prolongadas.

Si te ha parecido interesante, ¡compárte con tus amistades!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario