Navidad en España: estas son las medidas y restricciones por comunidades

A pocos días del inicio de la Navidad, el Ministerio de Sanidad y los Gobiernos autonómicos vigilan con especial atención la evolución de los datos relacionados con la pandemia. Las líneas básicas acordadas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el día 2 de diciembre las suavizaban en muchos casos, al permitir reuniones de 10 personas, retrasos en el inicio del toque de queda en los días festivos y desplazamientos entre comunidades para visitar a familiares y allegados. Sin embargo, los malos datos de los últimos días han llevado a Sanidad a pedir a las comunidades que no relajen tanto las medidas en los próximos festivos, una idea que se discutirá este mismo miércoles en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud. Mientras se perfila ese nuevo plan, estas son las medidas previstas para Navidad en las diferentes comunidades autónomas.

Aunque la mayoría de las autonomías se han adherido, algunas han anunciado medidas más restrictivas. Otras aún no han hecho públicas sus medidas específicas para estos días, a la espera de ver la evolución de los datos epidemiológicos. A continuación, repasamos las principales medidas aprobadas o anunciadas para las Navidades:

COMUNIDAD VALENCIANA. La Generalitat aprobó por decreto el pasado día 5 las restricciones y excepciones con motivo de la Navidad, en vigor desde el día 10. El cierre perimetral de la comunidad autónoma y el toque de queda, de 0.00 a 6.00, se prorrogan hasta el 15 de enero con salvedades en Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo, festividades en que se permitirá la movilidad hasta la 1.30 y se levantará el cierre perimetral para poder desplazarse a otros territorios para visitar a familiares y allegados. El 26 de diciembre, día de San Esteban, también será festivo y se podrá alargar el horario hasta la 1.30. Las reuniones durante esos cinco festivos se amplían a 10 personas, en lugar de las seis establecidas para el resto del periodo. Aunque se aconseja que los encuentros sean entre un máximo de dos grupos de convivientes.

El ocio nocturno (locales de copas y discotecas) reabre, después de cuatro meses cerrado, en horario diurno y solo para prestar servicios de hostelería y restauración. Solo se permitirán las cabalgatas de Reyes estáticas en lugares donde se pueda controlar el acceso. En todo caso, se autorizará a que los Reyes Magos realicen un recorrido en los pueblos y ciudades a bordo de vehículos de transporte, sin que puedan lanzar caramelos u objetos.

Los residentes en centros de mayores (para el nivel de alerta 3 en vigor) solo podrán ir de vacaciones con sus familiares durante un máximo de siete días, y al reingreso se les realizará una prueba y mantendrá un aislamiento preventivo de 10 días en una habitación individual. Las visitas a los centros están suspendidas salvo “las estrictamente necesarias por razones sanitarias”. Se garantizará el contacto con familiares y allegados a través de medios telemáticos.

ANDALUCÍA. La Junta de Andalucía aprobó las medidas para Navidad en un boletín oficial extraordinario publicado el 11 de diciembre. Desde el viernes 18 de diciembre hasta el 10 de enero se levanta el cierre perimetral provincial, por lo que se recupera la movilidad dentro del territorio andaluz. Entre esas fechas, los comercios y resto de establecimientos podrán abrir hasta las 21.00 y los bares podrán abrir con dos turnos, desde la mañana hasta las 18.00 y de 20.00 a 22.30 (hasta la 1.00 en Nochebuena y Nochevieja). El toque de queda se reduce de 23.00 a 6.00 en este periodo.

Entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, se permitirá la entrada y salida de la comunidad para reagrupamiento familiar y de allegados. Los días 24, 25 y 31 de diciembre, así como 1 y 6 de enero se amplía de seis a 10 el número máximo de asistentes a comidas o cenas —solo se puede superar si son convivientes—, y se recomienda que no se junten más de dos grupos distintos de convivencia. En Nochebuena y Nochevieja, el toque de queda se retrasará hasta la 1.30.

Del 22 de diciembre al 7 de enero, los residentes de centros de mayores podrán salir, con un test negativo 72 horas antes y siempre que en los 14 días anteriores no hayan manifestado síntomas. Deberán permanecer un máximo de cinco días en el mismo domicilio, y presentar una PCR negativa 48 horas antes de volver.


ARAGÓN. Desde el 15 de diciembre, se suavizan algunas limitaciones en la comunidad, según una orden publicada el día 14. Se establece en 10 personas el máximo de asistentes a reuniones sociales en el ámbito privado o familiar los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero de 2021. A partir del 21 de diciembre, se levantará el cierre perimetral de las provincias aragonesas, aunque se mantendrá el de la comunidad, según anunció el Gobierno aragonés el sábado. Como excepción, del 23 al 26 de diciembre y del 30 de diciembre al 2 de enero, se permitirá entrar y salir para encuentros familiares, aunque no de allegados, pues el término “induce a error”, según la Consejería de Sanidad. El toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 horas seguirá en vigor, ampliándose en Nochebuena y Nochevieja hasta la 1.30 de la madrugada.

Las actividades no esenciales podrán abrir hasta las 22.00, se permitirá el consumo en bares y restaurantes con un aforo del 100% en el exterior y del 30% en el interior, el mismo que para gimnasios y salas de juego. En museos, cines y resto de actividades culturales, se eleva al 50%. En los mercadillos se permiten el 100% de los puestos habituales, con un aforo de una persona por cada cinco metros cuadrados. Se podrá autorizar la instalación de atracciones de feria al aire libre, con una limitación de cuatro atracciones por recinto y un aforo del 50% por atracción.

En cuanto a las residencias, del 23 de diciembre al 6 de enero se permite la salida voluntaria y temporal de los residentes, durante más de 10 días a un único domicilio en el que solo haya un núcleo de convivencia, sin que supere las 10 personas, que no han de tener síntomas, estar diagnosticados o en cuarentena por covid, según otra orden publicada este lunes 14. En cuanto a las visitas, se amplía el número de familiares o allegados de forma que con el interno sumen un máximo de seis personas. Si el interno está en aislamiento, solo se permite la entrada de dos visitantes. La duración de dicho encuentro, que se concertará con cita previa, no superará la hora y media. En cuanto a salidas del centro los días 24, 25, 31 de diciembre y 1 de enero, solo podrán hacerlo los residentes que se hayan recuperado de la covid en los tres meses anteriores o que la hayan pasado según una prueba serológica.

ASTURIAS. El Principado de Asturias ha atrasado una hora el inicio del toque de queda, que desde este lunes 14 es de 23.00 a 6.00. Este plazo se amplía hasta la 1.30 en Nochebuena y Nochevieja, madrugadas en las que se extenderá hasta las 7.00, al igual que el 6 de enero, según el decreto aprobado el viernes 11. Desde el 23 de diciembre al 6 de enero, se podrá salir o entrar de la comunidad para visitar a familiares y allegados, de forma justificada. El Gobierno asturiano entiende como allegados a aquellos que “se hallen unidos por vínculo afectivo de relación de pareja o análoga relación de afectividad”.

Las reuniones se amplían a 10 asistentes, de un núcleo de máximo dos familias, los días de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes. Las demás fechas solo podrán coincidir seis personas. Las cabalgatas o las carreras populares quedan suspendidas .El horario de cierre de la hostelería está establecido a las 23.00, igual que el toque de queda.

El Gobierno asturiano aún no ha confirmado cómo obrará con los ancianos usuarios de residencias, pero sí ha indicado que lo preferible es que los mayores permanezcan con solo un grupo familiar, eviten los contactos al máximo y se les realicen pruebas al regresar al geriátrico.

BALEARES. Baleares regula las restricciones de cada isla en función de un sistema de niveles ―de 0 a 4― que mide, entre otros indicadores, la incidencia acumulada de casos, los brotes o la ocupación de las camas de hospital, para situar a cada isla en una fase. De cara a la Navidad, el Gobierno de las islas ha decidido endurecer en la isla de Mallorca las propuestas formuladas por el Gobierno central para los días festivos, que sí se aplicarán en el resto de las islas: retraso del toque de queda hasta las 1.30 en Nochebuena y Nochevieja y reuniones de 10 personas el 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero, medidas que se han publicado este martes en su diario oficial.

En Mallorca, en fase 4, sólo podrán sentarse seis personas a la mesa, de dos unidades de convivencia como máximo, aunque pueden ser familiares o allegados. El toque de queda no se retrasará y en Nochebuena quedará establecido 22.00 a 6.00. Aunque la situación se revisará el 28 de diciembre, el Gobierno de Baleares es pesimista y vaticina que seguramente se mantengan estas restricciones en Nochevieja y Reyes. El interior de los restaurantes de la isla permanece cerrado —solo se autoriza el servicio en terraza o para llevar— y tienen que cerrar a las 18.00 horas los viernes, sábados y vísperas de festivo.

Menorca se encuentra en nivel 3, que establece el toque de queda de 00.00 a 6.00 y las reuniones de un máximo de seis personas; Ibiza está ahora mismo en nivel 2, con reuniones de hasta seis personas en interior y 10 en exterior y toque de queda de 00.00 a 6.00; Formentera es la isla que tiene menos restricciones al situarse en el nivel 1, con el toque de queda de 00.00 a 6.00; reuniones con un máximo de 10 personas en interiores y 20 en exteriores.

A partir del 20 de diciembre, todos los viajeros que lleguen de regiones con una tasa de más de 150 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días tendrán que presentar una PCR negativa si llegan por turismo o someterse a un test de antígenos en el puerto o aeropuerto si llegan por una causa justificada.

En todas las islas los usuarios de residencias pueden pedir un permiso, un alta temporal con reserva de plaza, para pasar la Navidad con sus familiares por un periodo igual o superior a 10 días, y tendrán que someterse a una prueba PCR a la hora de reingresar. En los centros, además, se permite una visita al día de una hora de duración si no hay casos de coronavirus, mientras que en los que registran brotes las visitas están condicionadas al plan de contingencia del centro.

CANARIAS. Del 23 de diciembre al 10 de enero, en Canarias se impone un toque de queda de 1.00 a 6.00. En Tenerife es de 23.00 a 6.00 y está en vigor desde el 5 de diciembre. Solo en Nochebuena y Nochevieja cambia ligeramente en el archipiélago: empieza a la 1.30. Durante la mayor parte de las fiestas navideñas, el número máximo de personas en encuentros sociales y familiares se limitará a seis personas, salvo en Tenerife, donde la cifra se rebaja a cuatro. El 24, 25 y 31 de diciembre y 1 y 6 de enero se pueden juntar hasta 10 personas de uno o dos grupos de convivientes. El límite de miembros en estas reuniones podría reducirse más en Tenerife, la isla más afectada por el virus. El Gobierno autonómico decidirá en función de la evolución de la pandemia.

A diferencia de la mayoría de comunidades, Canarias no cierra perimetralmente. Ni impide las entradas y salidas actualmente ni lo hará durante las fiestas navideñas. Tampoco restringe el movimiento entre islas.

Todas las personas que a partir del 18 de diciembre viajen a Canarias desde cualquier lugar de España, excepto los menores de seis años, deberán contar con una prueba diagnóstica de infección activa (PDIA) con resultado negativo realizado en las 72 horas previas a su llegada a las islas, según una orden del Gobierno de Canarias. Los test admitidos serán los PCR, los test rápidos de detección de antígenos y las pruebas de Amplificación Mediada por Transcripción (TMA). La orden estará en vigor desde el 18 de diciembre y hasta el 10 de enero.

Canarias limita las visitas de usuarios de residencias a un único domicilio y “manteniendo una burbuja de convivencia estable”, según indica el Boletín Oficial de Canarias que precisa las restricciones navideñas. Al volver a la residencia, el residente tendrá que realizarse una prueba de coronavirus y “se extremarán las medidas de vigilancia y prevención”.

CANTABRIA. La comunidad aún no ha anunciado las medidas concretas para las Navidades. Desde el sábado 12, los residentes en esta región pueden desplazarse sin necesidad de justificación entre las distintas localidades, al levantarse el cierre perimetral. Se mantiene el confinamiento perimetral de la comunidad, así como el cierre de la hostelería en interiores: solo se puede servir en las terrazas de los locales, que podrán permanecer abiertos hasta las 22.00. El toque de queda se mantiene de 22.00 a 6.00. Las reuniones sociales están limitadas a un máximo de seis participantes.

La recomendación del Gobierno cántabro hacia las residencias de ancianos es que los mayores pasen al menos siete días fuera, eviten las grandes concentraciones y se les aplique una prueba antes de retornar a las instalaciones. Las celebraciones como carreras populares han quedado suspendidas y los municipios cántabros han tomado distintas decisiones sobre las cabalgatas: desde suspenderlas hasta extender su recorrido para evitar aglomeraciones.

CASTILLA-LA MANCHA. Castilla-La Mancha ha aprobado y anunciado su plan de restricciones para la Navidad este 15 de diciembre. El cierre perimetral de la comunidad autónoma se levantará del 23 de diciembre al 6 de enero para la entrada y salida de familiares y allegados, y el toque de queda se ampliará hasta la 1.30 en las noches del 24 y el 31 de diciembre ―se mantiene de 0.00 a 6.00 el resto de la Navidad―.

Los días 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero se podrán celebrar encuentros de un máximo de 10 personas que no sean convivientes ―menores incluidos―, aunque si los convivientes fuesen más de 10, también se pueden reunir. El Gobierno regional ha recomendado que, como mucho, sean de dos burbujas, y ha advertido que dará marcha atrás en estas excepciones si los datos empeoran. En el resto de días sigue vigente el límite máximo de seis personas.

Todos los municipios de la comunidad se encuentran en el nivel 2 de restricciones, salvo 13 municipios en el nivel 3. En estos últimos, se establece el cierre de bares, pubs, cafeterías, establecimientos de restauración y similares a las 23.00 horas.

En cuanto a las residencias de mayores, las visitas seguirán prohibidas, pero sí se permitirán salidas de los usuarios entre el 23 y el 31 de diciembre, siempre que estén en centros libres de covid-19 en los últimos 14 días. El residente no debe presentar sospecha de coronavirus y sólo podrá salir a una única vivienda. La vuelta a la residencia no podrá realizarse antes del 7 de enero y deberá hacerse una prueba PCR a su regreso y mantenerse en aislamiento.

CASTILLA Y LEÓN. La Junta ha levantado los cierres perimetrales provinciales, aunque seguirá cerrada hasta el 10 de enero. Entre los días 23 y 26 de diciembre, 30 de diciembre y 2 de enero, y 5 y 6 de enero, familiares y allegados podrán entrar y salir de la comunidad, según fuentes del Gobierno regional. Las terrazas de toda la región, salvo en la ciudad de Burgos —que sigue con una incidencia alta—, están abiertas. La comunidad mantiene el toque de queda de 22.00 a 6.00, salvo en las noches del 24 y 31, con permiso hasta la 1.30. El máximo de asistentes a reuniones sociales se mantiene en seis, salvo en Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo, cuando se podrán reunir 10 comensales. Las medidas se aprobarán el jueves 17.

Respecto a las residencias, la Junta pretende duplicar durante las Navidades los permisos de visita actuales, de forma que en lugar de permitirlo a una persona por día y una sola hora, se permitirá a dos personas durante dos horas diarias, aunque dependerá de la situación de cada centro. El Gobierno regional, a la espera de que se adopten unas pautas comunes para todo el país, recomienda que si los mayores van a salir de los geriátricos con sus familiares durante las fiestas, pasen al menos una semana fuera para “compensar” el posible periodo de aislamiento, o vigilancia al que tendrán que someterse a la vuelta. Se les solicitará una PCR negativa antes del reingreso.

CATALUÑA. De cara a la Navidad, el Govern ha diseñado un plan específico y permitirá que las reuniones sociales puedan ser de hasta 10 personas, niños incluidos. En Nochebuena y Nochevieja el toque de queda ordinario, de 22.00 a 6.00, se retrasa a la 1.30, y la víspera del día de Reyes, a las 23.00. En restaurantes y bares se podrán reunir grupos de hasta seis personas por mesa los días 24, 25, 26 y 31 de diciembre y el 1 de enero, aunque el aforo total del local dependerá de la fase de la desescalada en la que se encuentre Cataluña en ese momento. Las noches de Nochevieja y Nochebuena, además, podrán estar operativos hasta la 1.00.

En lo que respecta a las actividades de la cultura popular, solo estarán permitidas en espacios perimetrados, preferentemente al aire libre, con control de aforo y registro previo para evitar aglomeraciones. Los parques de Navidad no estarán permitidos.

Lo que sí dependerá de la situación epidemiológica y la fase de la desescalada en la que se encuentre Cataluña es la movilidad. Tras el parón en el calendario previsto, Cataluña terminará el año, previsiblemente, con un confinamiento comarcal o, al menos, de la comunidad. En cualquier caso, las restricciones de movilidad quedarán a merced de la curva epidemiológica, aunque el Govern ha confirmado que permitirán el retorno al domicilio familiar de las personas que están fuera de Cataluña por motivos laborales o de estudios.

Los ancianos que viven en residencias también podrán salir a pasar las fiestas con sus familiares. El Departamento de Salud de la Generalitat recomienda que sean salidas de más de tres días y siempre manteniendo contacto con una única burbuja de convivencia. En casos excepcionales, no obstante, también permitirá salidas de un día o de un fin de semana. Se ampliarán los espacios de las residencias para recibir visitas y se recomienda a los familiares que eviten cualquier tipo de interacción social durante la semana anterior y posterior a la visita para reducir riesgos de contagio. La Generalitat hará test de antígenos a todos los residentes entre el 21 y el 24 de diciembre y, después de Navidad, también se someterán a un cribado masivo con PCR.

Dos personas junto a un Belén luminoso el día de la inauguración del encendido de luces de la segunda edición de ‘Nadal al Port’, en el Puerto de Barcelona el 2 de diciembre.© Kike Rincón (Europa Press) Dos personas junto a un Belén luminoso el día de la inauguración del encendido de luces de la segunda edición de ‘Nadal al Port’, en el Puerto de Barcelona el 2 de diciembre.

EXTREMADURA. En Extremadura el toque de queda rige de 0.00 a 6.00 salvo en las noches del 18 al 19, del 19 al 20, del 24 al 25 y del 31 de diciembre al 1 de enero, cuando se puede volver a casa hasta la 1.30. Asimismo, se permite que en esas cuatro noches ―y en Navidad y Año Nuevo― se reúnan 10 personas por hogar, siempre que sean de una o dos unidades convivenciales como mucho. El resto de las fiestas navideñas solo podrán juntarse seis personas en las casas. Sin embargo, la Junta sí permite que hasta el 6 de enero se reúnan 10 personas en bares y restaurantes. Este conjunto de medidas ya ha sido publicado en el Diario Oficial de Extremadura.

Por otro lado, Extremadura se cierra perimetralmente del 23 de diciembre al 6 de enero. Era una de las pocas regiones que no habían aplicado esta medida. Pero, como el resto de autonomías, permite entradas y salidas durante las fiestas navideñas para reagrupamientos familiares o de allegados.

La Junta autoriza en las residencias de ancianos una visita de una persona al día por residente entre el 23 de diciembre y el 10 de enero. Además, los residentes podrán salir en los días de Navidad: si salen, al menos deberán permanecer fuera de la residencia cuatro días. Al volver se les practicará una prueba diagnóstica de coronavirus.

GALICIA. La comunidad cerrará perimetralmente entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, en función de lo acordado en el consejo interterritorial, aunque se permitirán los movimientos para visitar a familiares y allegados. Las reuniones deberán limitarse a seis personas no convivientes —este número ya es el máximo que se permite ahora en la autonomía—, sin contemplar a los niños menores de 10 años en el conteo, y se recomienda que no sean de más de dos unidades familiares. El toque de queda en Galicia se mantendrá entre las 23.00 y las 6.00 durante las fiestas y no están prevista excepciones para Nochebuena o Nochevieja.

Todas las personas que viajen a Galicia desde zonas con incidencias mayores a 250 casos por cada 100.000 habitantes tienen la obligación de registrarse en la página web de la Xunta. Se citará a quienes consten en este registro, especialmente a los estudiantes que regresan a casa, para una prueba PCR o de antígenos.

Galicia ha clasificado sus restricciones en cuatro niveles, detalladas aquí y aplicables desde el 4 de diciembre. Se imponen en cada municipio en función del tamaño (de más de 10.000 habitantes o más pequeños) y de la incidencia acumulada en los últimos 14 días. En todos los casos el comercio tiene un aforo de 50% en el interior y el toque de queda se inicia a las 23.00 y acaba a las 6.00. En las tres categorías más restrictivas se ordenan cierres perimetrales, en muchos casos por un grupo de poblaciones con movilidad entre sí, pero no hacia el resto de la comunidad.

Bares y restaurantes deben cerrar a las 17.00 en los municipios con más restricciones, mientras que en los que tienen una mejor ituación epidemiológica pueden abrir hasta las 23.00. La Xunta todavía no ha anunciado nuevas condiciones para las residencias de ancianos.

LA RIOJA. El Gobierno ha ordenado mantener el cierre perimetral que impide salir de la comunidad, con la salvedad de los días 23 al 26 de diciembre y desde el 30 de diciembre al 2 de enero. Esos días los riojanos podrán desplazarse a otros territorios donde residan familiares o personas allegadas.

El horario de restricción de la movilidad nocturna, que en la actualidad va desde las 23.00 a las 5.00, se flexibiliza en Nochebuena y Nochevieja hasta la 1.30. Las celebraciones entre familiares y allegados durante esos días tendrán un límite de 10 personas, salvo en las familias que superen ese número de miembros.

El horario de cierre de bares y cafeterías entre el 23 y el 26 de diciembre y del 30 al 2 de enero será a las 20.00. Las nuevas medidas estarán vigentes entre el 19 de diciembre y el 15 de enero.

MADRID. Madrid cerrará perimetralmente, como acordó el Gobierno con las comunidades, entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, y solo se podrá entrar y salir de la región por reagrupamiento familiar o para encuentros con allegados, término que el Ejecutivo regional, que después de tres cierres por puentes festivos no quería volver a aplicar la medida, critica por ambiguo. Las reuniones sociales pasan de seis a 10 personas como máximo de dos grupos de convivencia distintos para los días 24, 25 y 31 de diciembre y los 1 y 6 de enero. El toque de queda se amplía a la 1.30 el 25 de diciembre y el 1 de enero. Estas medidas están anunciadas pero no publicadas en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. Se espera que este viernes 18, Madrid ratifique o modifique este plan inicial y que se publique el sábado.

Salvo las excepciones arriba señaladas, el resto de días mantienen las limitaciones actuales para el comercio, la hostelería, las celebraciones religiosas y otros eventos, que son en resumen reuniones de seis personas como máximo, toque de queda de 0.00 a 6.00 y control de aforos en comercios, hostelería y espectáculos.

En una orden publicada el pasado día 5, el Gobierno regional insta a los Ayuntamientos a realizar controles de aforo en vías públicas hasta el 8 de enero y prohíbe celebrar las campanadas en la calle, con lo que no habrá fiesta en la Puerta del Sol. Las cabalgatas ―y otros eventos como conciertos― tendrán que ser en recintos acotados y con público sentado y el aforo de mercadillos se reduce al 50%. Madrid instalará siete puntos para realizar test de antígenos a los jóvenes a la vuelta de las vacaciones. Será voluntario y estarán en los campus universitarios, aunque se las pueden hacer los que tengan entre 18 y 29 años, sean estudiantes o no.

En cuanto a las residencias de ancianos, se permite la salida de los usuarios de por Navidad, aunque no tengan anticuerpos contra el coronavirus, pero en estos casos será por un mínimo de tres días, a un solo domicilio y deberán someterse a una prueba diagnóstica al regresar.

MURCIA. El Gobierno autonómico tiene previsto flexibilizar las restricciones actuales de cara a los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero, en los que las reuniones sociales podrán ser de un máximo de 10 personas (el resto de los días el máximo es de 6 personas) y el toque de queda se aplicará de 1.30 a 6.00 de la madrugada (para el resto de fechas, comenzará a las 23.00, como hasta el momento). Además, el Ejecutivo ha planteado también al Ministerio de Sanidad poder aplicar las mismas limitaciones a los días 5 y 6 de enero, coincidiendo con la festividad de los Reyes Magos, ya que en la comunidad es tradición celebrar cenas y comidas familiares también en esas jornadas. Las medidas, anunciadas por la Consejería de Salud, aún no han sido aprobadas ni publicadas.

El cierre perimetral de la comunidad autónoma seguirá vigente, pero se permitirá la entrada y salida para los reencuentros familiares del 23 de diciembre al 6 de enero. El Gobierno regional era partidario de limitar los encuentros a familiares y eliminar el término allegados, que consideran ambiguo y difícilmente comprobable, pero mantendrán los términos tal cual se fijen en el consejo interterritorial

En cuanto a las cabalgatas, mercadillo y otros eventos navideños, en general estarán prohibidos todos los eventos multitudinarios y que puedan provocar aglomeraciones. Cada municipio deberá adaptarlos o eliminarlos para evitar esas aglomeraciones.

NAVARRA. El Gobierno foral flexibiliza las restricciones vigentes en esta comunidad para las fechas navideñas. El nuevo marco normativo se aplicará entre el 17 de diciembre y el 14 de enero. En este periodo no se podrá salir y entrar en Navarra, aunque el cierre perimetral se levantará entre el 23 y el 26 de diciembre y el 30 y 2 de enero para visitar a familiares o allegados, si bien será obligatorio justificar el desplazamiento a otra comunidad mediante una declaración formal. El toque de queda se mantiene entre las 23.00 y las 6.00, salvo en las noches del 24 y del 31 de diciembre, que se alarga hasta la 1.30.

En las cenas de Nochebuena y Año Nuevo se amplía a 10 personas el número máximo de personas (incluidos los niños) que se podrán congregar, siempre que no superen las dos unidades convivenciales. Durante el resto de los días, en el ámbito privado las reuniones no podrán exceder de las seis personas de dos familias diferentes.

En la hostelería se permitirá el servicio en el interior de los establecimientos con un aforo máximo del 30% hasta las 22.00. En las terrazas no habrá limitación de aforo, pero en las mesas no podrán juntarse más de cuatro personas (seis personas cuando se pueda garantizar una distancia superior a un metro y medio). Las comidas a domicilio podrán servirse con cita previa antes de las 22.30.

En este periodo, Navarra aumenta el tiempo y la frecuencia de las visitas a las residencias de mayores y de discapacitados. Se permitirá el acompañamiento de dos personas por residente al mismo tiempo. Los internos podrán salir del centro en las franjas horarias que determinen estos, salvo en los casos de “alto riesgo”, y se desaconseja hacerlo para asistir a familiares.

PAÍS VASCO. El Gobierno vasco ha explicado que el toque de queda en la comunidad, que se mantiene de 22.00 a 6.00, se retrasa a la 1.30 en Nochebuena y Nochevieja. El confinamiento perimetral del País Vasco solo se levanta entre el 23 y el 26 de diciembre y entre el 31 y el 2 de enero. Hasta el 23 de diciembre, solo están permitidos los desplazamientos dentro de la provincia donde se resida, pero desde ese día los ciudadanos de Euskadi podrán moverse por toda la comunidad. Las personas que se trasladen fuera del País Vasco deberán presentar un documento de “declaración responsable” que acredite el motivo del desplazamiento para visitar a familiares y allegados.

Se permitirán las reuniones familiares de 10 personas en Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo. El resto de días se mantendrá el límite de seis personas.

Además, se prohibirán los actos navideños para evitar aglomeraciones, incluidas las cabalgatas, carreras populares o mercados, pero sin embargo se reabre la hostelería, en terrazas y en el interior de los bares, aunque sin consumo en barra, en aquellas localidades con una incidencia menor a los 500 casos por 100.000 habitantes. En las localidades que superan esa cifra, los bares y restaurantes permanecen cerrados, y solo pueden abrir para preparar y servir comidas a domicilio con cita previa hasta las 21.00. En el resto de los casos, abren pero está prohibido el consumo en barra o de pie, solo en mesa, y con un aforo del 50%. El lehendakari ha desaconsejado fumar en las terrazas.

Estas medidas entraron en vigor el 12 de diciembre y se mantienen hasta el 11 de enero. El Gobierno vasco no ha explicado, de momento, las restricciones que aplicarán en las residencias de mayores durante la Navidad. La última decisión anunciada la semana pasada dice que se permiten las visitas siempre que estas estén autorizadas por el propio centro.

¡comparte!
  • 43
  •  
  •  
  •  
  •  
    43
    Shares
  •  
    43
    Shares
  • 43
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario