Opinión “El Rey Felipe VI tiene miedo”

Leopoldo Bernabeu

Y es lógico, se ve solo. Su inmensa formación juega en su contra en un país cainita y cobarde. Conoce la historia de su bisabuelo Alfonso XIII, sabe de sobra como se las gastan los españoles, capaces de manipular el resultado de unas elecciones y obligar la huida del monarca. Todos los años de estudio y preparación, de nada le sirven en una sociedad donde triunfa la ignorancia y se impone la mediocridad. Se sabe solo y es de suponer que tenga miedo incluso por el devenir de su familia. La situación a la que se ha llegado en España es inaudita, un grupo de perroflautas, en su mayoría delincuentes, son los que dictan hoy las normas a una sociedad que se ha dejado llevar, confiada en la estabilidad de una democracia descuidada que se tambalea.

Tenemos un Gobierno que jura la Constitución pero cada día proclama la llegada de la República, que incluso hace vídeos con imágenes del Jefe del Estado y su familia vinculándolos con el narcotráfico. ¿Qué pasaría si fuese usted el que lo hiciese?, ¿cuánto tardaría la Guardia Civil en detenerle?. Presunción de inocencia dicen algunos, que se lo digan a Francisco Camps, ex presidente de la Generalitat Valenciana, al que hicieron dimitir tras la victoria más holgada obtenida en esta Comunidad, al que la justicia lleva doce años persiguiendo para ver como lo mete en la cárcel y que de nuevo, y ya no se sabe cuántas van, ha sido sobreseído. ¿De verdad somos todos iguales ante la Ley?.

Ya tarda Juan Carlos I en volver al país del que nunca se debió marchar. A los errores personales que le obligaron a abdicar, y con ello abrir la caja de pandora, les puso la guinda creyendo que salir de España ablandaría a esta jauría hambrienta de venganza, la misma tropa que nos endiña la memoria democrática para ver si gana sobre el papel la guerra del 36, al tiempo que acerca asesinos y consiente homenajes etarras, a los que asciende a sociospreferentes en la dirección de la misma nación que quien abolir. Ni disculpo la poca firmeza de Felipe VI consintiendo lo hecho en la figura del Rey al que tanto debemos los españoles libres, ni la torpeza de Juan Carlos I huyendo de España en un momento tan difícil. Él sí conoció el exilio, la historia de su abuelo Alfonso XIII y la de su padre Juan de Borbón (hijo de Rey, padre de Rey, nunca rey). Sólo por ahí se puede entender la necesidad de obtener dinero suficiente por si algo así pudiera volver a ocurrir, un dinero que si no es obtenido de manera ilícita, me da igual su procedencia. Vivimos en un país de miserables y envidiosos, en el que se hace lo imposible por amasar fortuna, pero nos sabe fatal que la hagan otros.

Lo dijo Besteiro, lo dice hoy Redondo Terreros y lo saben todos los socialistas de la Transición. No ha habido jamás gobierno comunista que haya terminado bien, menos aun cuando han hecho tándem con socialistas. Es algo que se podría preguntar al Pablo Iglesias que fundó el Psoe en 1.879 y al que hace días rindieron homenaje por el aniversario de su fallecimiento en 1.925. Supongo que estará revolviéndose en su tumba al ver como alguien con su propio nombre trabaja para ser quien ponga el epitafio a su obra, consentido además por los imberbes y déspotas dirigentes actuales de su obra.

No seré yo quien aplauda la llegada de Franco al poder, pero después de ver lo que fueron capaces de hacer los republicanos españoles con las elecciones municipales de 1.931, embrión de los acontecimientos que derivaron 5 años después en la guerra civil, y lo acontecido en la Alemania que no supo ver llegar a un Adolf Hitler, que no cejó en su empeño hasta ganar unas elecciones democráticas y el resto ya lo conocemos, es muy difícil saber cómo se habría escrito la historia de España del siglo pasado. Dos libros, “De las urnas a la república” del profesor Julio Ponce, y “Benedicto XVI, una vida” de Peter Seewald, son dos clarísimos ejemplos de lo expresado. Dos excelentes trabajos de muchos años que describen en 357 páginas la realidad de unas elecciones que ganaron por goleada los monárquicos el 12 de abril de 1.931, pero que en 48 horas los perdedores no sólo retorcieron el resultado sino que implantaron la República, y otro de 1.080 páginas en el que a través de la vida de Joseph Ratzinger se describe a la perfección todas las barbaridades cometidas por el nazismo durante 12 interminables años. Ahí está la historia, depende de nosotros conocerla y si dejamos que se repita. España, con un gobierno socialista atrapado en la maraña comunista, va camino de eso.

¡comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2 Respuestas a “Opinión “El Rey Felipe VI tiene miedo””

  1. Felipe VI debe de saber que el pueblo está col Él y que Él es el Jefe Supremo del Ejército Español.

Deja un comentario