Sánchez abre la puerta a que se endurezca el ‘Plan de Navidad’ para evitar una tercera ola

Entre conceptos como «moral de victoria» o «disciplina social», que han enmarcado habitualmente las intervenciones del presidente del Gobierno relativas a anuncios sobre restricciones, Sánchez ha abierto la puerta a que se endurezca el Plan de Navidad para evitar una tercera ola de la pandemia. Durante su comparecencia en el Congreso para informar sobre las gestiones del Ejecutivo en relación con el estado de alarma y para dar cuenta de los últimos Consejos Europeos, el presidente ha advertido sobre el repunte de casos durante los últimos días para acto seguido asegurar que «solo de nosotros depende evitar una tercera ola». Tras ello avanzó que «si hay que endurecer el ‘Plan de Navidad’, se le propondrá a las comunidades autónomas porque no podemos relajarnos».

Sánchez ha exigido así «un último esfuerzo» apenas tres semanas antes de que comience la campaña de vacunación contra el coronavirus, reconociendo su «preocupación» por los últimos datos. «Estamos a las puertas de las vacaciones, no tiremos todo por la borda. Solo de nosotros depende no abrir la puerta a una tercera ola», ha recalcado.

Tras lograr hacer frente a la segunda ola de la pandemia del coronavirus con toques de queda y restricciones en la movilidad y sin tener que recurrir al confinamiento domiciliario, que llegaron a reclamar varias comunidades autónomas a finales de octubre, ahora vuelven a saltar las alarmas por los repuntes de casos, principalmente en Cataluña, Madrid, Galicia y Euskadi. Una situación previa a los masivos desplazamientos previstos por Navidad que ha reabierto el debate sobre la necesidad de seguir los pasos de otros países de nuestro entorno, como Francia, Italia, Alemania u Holanda, que han decidido endurecer las restricciones ante la previsión de que tras estas celebraciones sobrevenga una tercera ola.

El presidente del Gobierno ha defendido las medidas adoptadas hasta el momento, subrayando que se ha pasado de una incidencia acumulada de contagios de 530 a menos de 200. Con todo, entiende que «nadie está libre del repunte y no podemos bajar la guardia».

El discurso de Sánchez también ha dejado espacio al optimismo, centrándose principalmente en el plan de vacunación, pero también en los retos de país para salir de la crisis. Una «razonada esperanza», alejada de un «derrotismo o negacionismo que no nos van a servir para alcanzar los objetivos en los próximos meses». Sobre el plan de vacunación ha vuelto a exponer el objetivo de que en los meses de mayo y junio puedan estar vacunados entre 15 y 20 millones de españoles.

Gracias por compartir
  • 17
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    17
    Shares
  •  
    17
    Shares
  • 17
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario