Sánchez espera formar un Gobierno “estable” en las próximas semanas y lanza un mensaje de tranquilidad a Bruselas

Se compromete a mantener la “prioridad social” dentro de los “márgenes financieros” marcados
Es la primera comparecencia del presidente del Gobierno en funciones tras la sentencia de los ERE, a la que no ha hecho mención

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en una imagen de la semana pasada en el Consejo Europeo. REUTERS/Susana Vera
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha mostrado su “confianza” en que “en las próximas semanas acabe el bloqueo político” y haya un Gobierno “en plenas funciones” y ha lanzado un mensaje de tranquilidad a Bruselas para aclarar que, aunque el próximo Ejecutivo -si Sánchez es investido- mantendrá su “prioridad social”, lo hará “dentro de los márgenes financieros marcados” y haciendo “los deberes”.
Lo ha afirmado así el mismo día en que la Comisión Europea (CE) ha advertido a España de que su borrador de presupuestos para 2020 plantea el riesgo de que no cumpla con sus objetivos de reducción de déficit. Un toque de atención previsible que se suma a la rebaja de cuatro décimas de las perspectivas de crecimiento del PIB español.
Es la primera vez que Sánchez comparece tras la sentencia de los ERE este martes. Lo ha hecho en la clausura del Congreso Europeo de Empresa Familiar, donde no se ha referido a la condena a los exdirigentes socialistas pero sí se ha pronunciado sobre los retos a los que el próximo Gobierno deberá hacer frente.
Y también es el primer mensaje que lanza a los empresarios después de su preacuerdo con Unidas Podemos para formar un Gobierno de coalición la semana pasada, que provocó una caída del 0,87% en la Bolsa. Precisamente la CEOE ha pedido este miércoles de forma indirecta a la esfera política explorar otras opciones de Gobierno sin Podemos por la “estabilidad” y la “moderación”.
“Tras cuatro elecciones en cuatro años, España necesita estabilidad institucional cuanto antes”, ha manifestado, incidiendo en la importancia de confeccionar “un Gobierno en plenas funciones sobre el que no pese la amenaza de la provisionalidad”. Para ello, ha esperado que en las próximas semanas “se reduzcan la crispación y el desencuentro” y haya un “reencuentro de la política con la política”.
Estabilidad presupuestaria y disciplina fiscal
A continuación, ha subrayado que “la estabilidad presupuestaria y el compromiso con la disciplina fiscal formarán parte de los ejes vectores del nuevo Ejecutivo” y ha reafirmado su “convencimiento” de que “el avance político solo vendrá de la mano del avance económico y social”.
La apuesta visible de Sánchez para tranquilizar a Bruselas es la de la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, como vicepresidenta de un Gobierno que podría tener hasta tres vicepresidencias, una de ellas para el líder morado, Pablo Iglesias. Calviño ya fue directora general de Presupuesto de la Comisión Europea justo antes de ser ministra e incluso fue recientemente candidata para presidir el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Tras destacar algunos datos positivos sobre la situación de la economía en España, ha afirmado que son “mayoría” los que comparten que “el crecimiento económico y y la cohesión social van de la mano”. Por ello, ha apostado, por ejemplo, por “subidas razonables de los salarios, siempre sin minar los niveles de competitividad económica”, algo que no “lastra”, sino que “afianza” el crecimiento.
Por último, abogado también por combatir la precariedad laboral y por la “capacidad regulatoria” como uno de los objetivos de cualquier sector público, un sector que “no limita las oportunidades del sector privado, sino que las retroalimenta”.

 
Un saludo,
El equipo de BENIDORM AL DÍA

Ayúdanos a crecer, comparte ¡Muchas gracias!