Sánchez pide formalmente a Casado que vote no y “corte con la ultraderecha”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido formalmente al líder del PP, Pablo Casado, que su partido vote “no” en la moción de censura presentada por Vox y “corte” definitivamente con la ultraderecha.

Sánchez se ha dirigido a Casado para advertirle de que “no es el beneficiario sino el blanco” de esta moción de censura, y le ha reclamado que rechace la iniciativa y “proclame que la derecha nada tiene que ver con la ultraderecha”.

“De usted depende que el autoritarismo, la furia y la intolerancia prevalezcan en la derecha, no se deje arrastrar”, le ha dicho el jefe del Ejecutivo el líder del PP, para que “no regale” a Santiago Abascal un “éxito” que se volverá “contra todos”, sobre todo contra el principal partido de la oposición.

Ha insistido en que “el señor candidato” de esta moción, el líder de Vox, Santiago Abascal, “nunca va a tener suficiente” y siempre le pondrá al PP “una prueba más alta”. “Creerán apaciguarlos pero siempre van a pedir más, y cuanto más cedan más les van a despreciar y más les van a llamar derechita cobarde”, le ha dicho a Casado.

Le ha advertido además de que “no basta con ponerse de perfil” y abstenerse en esta votación, y le ha reprochado que sume a Abascal en su empeño de extender una “leyenda negra” sobre España en Europa diciendo que este país “es poco menos que una dictadura”.

Sánchez ha acusado así al líder del PP que haya “difamado” y “perjudicado al país” en las instituciones europeas y le ha advertido de que ése “no es el camino” para ser el presidente del Gobierno ni para encabezar la oposición.

El presidente del Gobierno ha concluido su primera réplica dirigiéndose a Santiago Abascal para advertirle de que ha cometido un “grave error” utilizando el instrumento constitucional de la moción de censura para este acto de “propaganda, autoritarismo, furia y odio, porque “no ha calculado la fuerza de la democracia”.

Ha invitado a los portavoces de todos los grupos a que “no se dejen arrastrar por la provocación del candidato de la ultraderecha” ni desciendan a su “discurso de odio”, porque eso es lo que quiere Vox.

Y le ha dicho a Abascal que “no convencerá como tampoco vencerá” y el resultado “constructivo” de esta moción será el del triunfo de una “gran democracia”.

Quiebra de la unidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acusado a Vox de pretender, con su moción de censura, “torpedear” y “quebrar” la unidad que se necesita en este momento. “No lo va a lograr”, le ha dicho.

Sánchez ha lamentado la “tormenta de palabras de la ultraderecha” llamando al Gobierno “criminal” o golpista, hablando de “feminazis e invasiones bárbaras y virus chino” cuando omite las palabras que hablan de los “problemas de verdad” de los españoles, como “pandemia, empleo, salud, empresas, crispación política, tensión territorial, pobreza o incertidumbre”.

“Para esos problemas que son reales ustedes no tienen ninguna solución ni ustedes ni quienes le secundan desde la derecha tradicional”, ha dicho el jefe del Ejecutivo.

Y ha añadido que éste es un país que siempre que ha tenido que elegir “ha elegido futuro, nunca pasado”, que es lo que ha representado hoy Vox”.

“Necesitamos la unidad de todos, agentes sociales, colectivos civiles, partidos, y esa unidad que necesitamos como país para desafíos por delante es lo que ansía torpedear”, ha lamentado Sánchez, quien ha subrayado que no se le ocurre “tarea mas noble que legar a nuestros hijos un país en concordia”

Únete a otros 18.751 suscriptores

Si te ha parecido interesante, ¡compárte con tus amistades!
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Shares
  •  
    14
    Shares
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario