Sánchez sale en defensa del sector ganadero: «Un chuletón al punto es imbatible»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha resuelto hoy desde Vilna (Lituania) la pugna entre dos de sus ministros, el de Consumo, Alberto Garzón, y el de Agricultura, Luis Planas, después de que el primero, de Unidas Podemos, provocara una fuerte polémica al recomendar que se rebaje el consumo de carne por salud y para ayudar a la conservación del planeta.

Garzón se ha topado con el rechazo de Planas a su propuesta, que públicamente lo ha desautorizado al defender que está «absolutamente fuera de lugar», por la penalización que supone para el sector ganadero y que es tan «erróneo» como decir que «el azúcar mata».

Sánchez se ha puesto claramente del lado de Planas, consciente también del enfado de la industria cárnica – el sector agroalimentario es uno de los más importantes de nuestro país- y ha asegurado desde Vilna que «a mí donde me pongan un chuletón al punto eso es imbatible».

De esta manera, con una manifestación tan cotidiana como poco habitual en él, el presidente del Gobierno ha tratado de zanjar la polémica. Sánchez concluye hoy su gira por las tres repúblicas bálticas con la visita a Lituania, tras una mañana un tanto accidentada en la que dos cazas han tenido que despegar de la base de la OTAN de Siauliai después de detectar una «amenaza real» de la Fuerza Aérea rusa, que ha obligado a Sánchez y al presidente lituano suspender la intervención de este último para que los dos aviones de combate pudieran despegar.

Después de este incidente el jefe del Ejecutivo ha volado a Vilna donde ha mantenido un encuentro con la primera ministra, Ingrida Šimonyt. En esa comparecencia es donde ha respondido a la polémica entre sus ministros y a la propia recomendación de Garzón de reducir el consumo de carne.

Ayúdanos a crecer, comparte ¡Muchas gracias!

Deja un comentario