Susana Díaz acepta que se adelanten las primarias en Andalucía, a las que se presentará


Susana Díaz, secretaria general del PSOE en Andalucía, ha aceptado que se vote en junio y ha reclamado a Ferraz que adelante las primarias para elegir el candidato a la Junta de Andalucía al 13 de ese mes en primera vuelta, y el 20 en segunda. Hasta ahora, lo que había previsto era un Congreso regional a finales de año, después del Congreso Federal. Díaz ha tomado esta determinación, según manifestó, para evitar un “deterioro evidente” del PSOE en la Comunidad que ahonde en la herida abierta tras la pérdida del Gobierno andaluz, que les impida recuperarlo, cuando Juanma Moreno decida.

Díaz hizo esta petición en una rueda de prensa, emitida telemáticamente, previa a la reunión de la Ejecutiva regional, cuyos miembros votaron después directamente el adelanto, sin debate previo, que fue aprobado por unanimidad. Díaz había convocado esta reunión el martes pasado, antes de que se votara en Madrid, para hablar de este asunto.

El debate al respecto del mejor momento para hacer las primarias en Andalucía se había instalado en el PSOE andaluz después de que lo promoviera la dirección del PSOE de Jaén y ha estado abierto en paralelo a la campaña de las madrileñas. Además de Jaén, otras dos ejecutivas provinciales lo habían reclamado, la de Cádiz y la de Granada. Hasta ahora, Díaz se había manifestado en contra, al igual que las ejecutivas de Sevilla, Almería y Córdoba.

Pedro Sánchez, después del fracaso en Madrid, en que el PSOE quedó como tercera fuerza política, y con la convocatoria de la Ejecutiva de Díaz en la mesa, decidió anunciar que iba a adelantar las primarias en Andalucía, aunque la decisión definitiva se tomará en una Ejecutiva esta tarde.

Díaz manifestó que de la decisión de Sánchez se enteró “por un medio de comunicación”. “Mandé mensaje al presidente. No he podido hablar con él. El secretario de Organización [José Luis Ábalos] me llamó, pero no me dijo nada [del adelanto]. Espero poder hablar con el Secretario General del PSOE de España”, dijo Díaz.

La dirección del PSOE federal tiene claro que en Andalucía el tiempo de Díaz ha terminado y trabaja para ayudar a que se produzca un relevo. Juan Espadas, alcalde de Sevilla, quien también se había pronunciado a favor del adelanto de las primarias, ya ha decidido también presentarse y cuenta con respaldos orgánicos potentes.

Además, el escaso número de avales necesarios para concurrir al proceso –el 2%– hace que puedan entrar más candidaturas, como la que plantea un grupo de militantes autodenominados “sanchistas” agrupado en torno a la plataforma Andalucía Socialista-Bases en marcha, y que están coordinados por el exdiputado del PSOE en el Congreso, Luis Ángel Hierro.

El poder por el poder

Díaz evitó críticas a Espadas y a los demás –”cuanta más gente se presente, más rico será el proceso”, dijo– habló de “respeto” y de evitar los “empujones” y confirmó una vez más que se va a presentar a las primarias.

También repasó lo que ha hecho en estos dos años y medio, desde que la mayoría de PP, Ciudadanos y Vox la sacó del Gobierno andaluz. “Hemos hecho algo inédito hasta ahora en el socialismo andaluz: ejercer como principal partido de la oposición. Hemos reconocido errores, abierto un proceso de escucha activa, hemos tenido empatía con el sufrimiento y hemos recuperado la relación con los colectivos. Allí donde ha habido un problema, ha habido un socialista escuchando”, dijo.

Al respecto de su petición de adelantar las primarias, algo que hasta ahora había venido rechazando, afirmó: “Hay un ruido que impide que esa tarea de oposición llegue a los ciudadanos. He hecho miles de kilómetros. Ninguno me ha preguntado por cuestiones internas del PSOE. Ni uno solo me ha preguntado por el ruido interno de mi partido. Tengo vocación de servicio y ante una situación excepcional la única prioridad tenía que ser la gente y volver a la normalidad cuanto antes, respetando los calendarios aprobados por unanimidad en un comité federal. No ha sido la Ejecutiva regional quien ha fijado la fecha de estos congresos”.

“No me interesa el poder por el poder –agregó Díaz– tampoco me interesa ascender. Mi compromiso es con Andalucía. Mi futuro político esta ligado a la tierra que me ha visto crecer. He respetado los tiempos orgánicos. Otros compañeros han decidido plantear un debate para adelantar las primarias en Andalucía”.

Luego, añadió a esta explicación de su cambio de posición: “No me voy a negar al debate sereno y tampoco a que los militantes tomen la decisión libre, sin imposiciones y con autonomía. Les toca decidir quién les representa. He aprendido muchas cosas en estos años. Entre ellas que una decisión colectiva es mejor que una decisión personal. Seguir con este debate era conseguir erosionar la imagen del PSOE: Por eso, por responsabilidad, voy a pedir a los miembros de la Ejecutiva que nos autoricen a pedir primarias ya. [Queremos] un proceso transparente y con garantías”.

Díaz cerró: “Hubiese preferido un debate sereno y sosegado y participativo, que hubiera permitido la incorporación de ideas: primero las ideas y después las personas, pero no ha sido posible. [Tenemos que] recuperar ese partido de altura de miras, sin empujones: la última palabra les corresponde ya a los militantes, si así lo decide Ferraz esta tarde”.

https://climaticainstalaciones.com/es

Deja un comentario