Un avión del Ejército del Aire se estrella frente a La Manga

Un avión de la Academia General del Aire (AGA) con base en San Javier se ha estrellado frente a La Manga este miércoles. Según informa el Centro de Coordinación de Emergencias 112 Región de Murcia, el suceso se ha producido a primera hora de la tarde entre el kilómetro 5 y 6 de La Manga, a la altura del Galeón, a un kilómetro de la costa de San Javier, según ha avanzado La Verdad. Es la tercera aeronave que cae en aguas de la Región en los últimos meses.

Se trata de un C-101, el caza que usan habitualmente los pilotos de la Patrulla Águila y con el que entrenan los alumnos de la Academia del Ejército del Aire.

En septiembre del pasado año una avioneta E-26 ‘Tamiz’ de la Academia General del Aire se estrellaba en el Mar Menor con dos militares a bordo. El comandante instructor Melero y la alférez alumna Otero, de 20 años. Hace apenas tres semanas fallecía el comandante Francisco Marín a los mandos de un reactor de instrucción C-101.

Los dos accidentes mortales se suman a una lista de seis siniestros graves registrados en los últimos cinco años. En total, nueve víctimas mortales.

En total, en estos últimos cinco años se han perdido en accidentes dos cazas Eurofighter, un caza F-18, un reactor C-101, una avioneta de instrucción elemental E-26 y un helicóptero AS 332 ‘Super Puma’.

Eurofighter
Avión Eurofighter de la Fuerza Aérea Española. (EP)
El cálculo por unidad, según fuentes militares consultadas por OKDIARIO, sitúa a los Eurofighter como las aeronaves más caras del Ejército del Aire. Cada una cuesta en torno a 87 millones de euros -de media, ya que depende de la configuración con la que fueron adquiridas-.

Dos Eurofighter y un F-18

El primero de los accidentes de Eurofighter tuvo lugar el 9 de junio de 2014. El caza del Ala 11 se estrelló poco después de despegar de la base sevillana de Morón de la Frontera. Falleció el capitán Fernando Lluna.

El segundo de los Eurofighter siniestrado, que le costó la vida al capitán Borja Aybar, se fue contra la pista de Los Llanos cuando rompía formación con otras aeronaves procedentes del desfile del 12 de octubre de 2017.

Solo tuvieron que pasar cinco días para lamentar otra pérdida. A esta trágica ‘factura’, el 17 de octubre se sumaba el fallecimiento del teniente Fernando Pérez a bordo de un F-18 del Ala 12 de Torrejón. Uno de sus motores reventó. Al parecer, alguien olvidó en el interior de una turbina una herramienta y esta provocó el desastre. El coste de la aeronave asciende a unos 40 millones de euros, el precio que pagó de media España por estos cazas de fabricación estadounidense

Share this: